AJOS COMEN es mi columna de los viernes en "El Día de Zamora".

Cada viernes las iré refrescando.

 

27-09-2013

EL AGUA DE LA DISCORDIA
El otro día, un amigo, de los de siempre, de esos que lo son desde la infancia, se puso en contacto conmigo para pedirme un favor: Jose, si puedes, saca nuestro problema en tu columna de El Día de Zamora –me dijo–; después me contó el caso. Se trataba de un atropello, el que sufren los habitantes de los pueblos en torno al Lago de Sanabria, relacionado con las abusivas tasas del agua, del IBI y demás, impuestas por el alcalde de Galende, un tal Villasante. Y la verdad, parece un cachondeo, o un exceso injustificado. Y es que el mandante se ha empeñado sacar dinero hasta debajo de las piedras. Quiere cobrar el agua como si vivieran en el desierto, aunque los vecinos se han autoabastecido desde siempre, costeando ellos mismos las infraestructuras. Incluso aclaran que ya pagaron el agua con 144 muertes en la desgracia de la presa rota. Ellos, los paisanos de aquellos pueblos de montaña, han intentado reunirse con el susodicho alcalde, sin posibilidad a ser recibidos. ¡Viva la democracia!
Para no rebajar las expectativas de mi amigo, yo me callé, pero me quedé con ganas de revelarle mi punto de vista. Ya pasó el tiempo de la inocencia. Yo también creía, hasta hace no mucho, que las injusticias de la casta política podían venirse abajo si la verdad llegaba a la opinión pública. Ahora sé que no es así. Ellos, los de la casta, se creen por encima de esas cosas y les importa un rábano que la gente sea consciente de sus fechorías; a no ser que las elecciones estén a tiro de piedra. A ver si alguna de ellas le da un testarazo en toda la cabezota –metafóricamente hablando–. Y, amigo, cuenta con que a vuestro alcalde le dan un buen ascenso, no hay nada como ser mediocre, político, injusto e incompetente para medrar en este país.

 

20-09-2013

LA DE LA BALANZA
Creíamos que la Justicia había tomado unas vacaciones, pero no, ahora nos enteramos que se ha ido, aunque, no sabemos si ha emigrado o está buscando asilo político en algún Estado verdaderamente democrático. Que lo encuentre es otro cantar.
Hay peores posibilidades, dado que no aparece por ningún lado, y es que la hayan asesinado o esté secuestrada. Descartando su muerte (aunque a lo mejor es precipitado), de haber sido secuestrada, ¿quién, o quienes, son sus secuestradores? ¿A quién recurrir? ¡Ay, ciudadanos desamparados!, que, por otro lado, somos casi todos, la respuesta es trágica, más de lo que llegamos a imaginar.
¿En qué me apoyo para tener estas sospechas? Lo primero, esas sospechas no son sólo mías, las tienen también juristas y gentes duchas en la materia. La culpable es la Reforma de la Justicia y el descaro de mandamases y leyes, desajustes que llevamos acarreando desde lejos. Entre otros dilemas, ellos, los expertos, achacan de inmoral la elección del Presidente del Tribunal Constitucional, por ser un colaborador fiel al partido del gobierno; que la nueva “ley” deja desatendidos a los más débiles; que está en manos de las tesis minoritarias de la Conferencia Episcopal en relación al aborto; que no es igual para todos (bueno, eso lo decimos la inmensa mayoría, y a las pruebas nos remitimos); que no dispone de los medios oportunos para realizar una labor ecuánime, rápida y eficaz; que las nuevas Tasas Judiciales privan de justicia a una gran parte de la ciudadanía; que está excesivamente politizada, vamos, que de imparcial tiene lo que yo de cura. Y, para más inri, va a criminalizar a los que protestan.
Ojalá la de la balanza se pueda quitar la venda de los ojos y escapar del rapto que la encarcela, lo cual tampoco es de esperar.
Conclusión: si la justicia es injusta, imaginad todo lo demás.

 

13-09-2013

¡DE BUENA NOS HEMOS LIBRADO!
Buenos Aires se tiñó de rojo y amarillo para apoyar la candidatura olímpica de Madrid, favorita, según los medios hispanos más revenidos. La prensa internacional no opinaba lo mismo; ni ahora tampoco sobre sus derivas. En medios alemanes, resaltan el ridículo de A. Botella, en otros el carácter irrespetuoso y sobrado de la delegación española y, los más, se ocupan en señalar nuestra realidad de pobreza y decadencia, incluida la política. Algunos incluso se mofan del idioma swahili empleado por la alcaldesa en cuestión. Y es qué trataron al resto del mundo como si fueran tontos, o españoles.
Aquí en casa, los patrocinadores nos querían hacer ver que iban a ser los juegos de la austeridad, pero, si entre los tres fracasos llevamos gastado tanto como Londres para realizarlos. Y no sólo eso, la delegación española superaba a las otras dos ciudades aspirantes juntas. Mientras que la representación madrileña acudía con 180 delegados, Tokio lo hacía con 100 y Estambul con 75. Ancha es Castilla.
Hasta los miembros del COI, una de las asociaciones más corruptas que se conocen, se llevaban las manos a la cabeza. Cuando unos hacían su exposición, la sombra que rondaba por la sala era la de Bárcenas, cuando hablaba otro, por cierto, un “gran olímpico”, rondaba la de su cuñado Urdangarín, otro gran olímpico, dicho sea de paso. Los del COI, temblando, vieron una gran competencia en los nuestros. La gota que colmó el vaso fue cuando algún listo propuso una nueva modalidad olímpica: “el tiro al pichón”; más, cuando se dieron cuenta que los pichones seríamos nosotros, los españolitos contentos.
Después de lo sucedido en Argentina, una cosa quedó clara, Botella es la más digna sucesora de Rajoy; y una esperanza también, los 1.500 m. de € que de Guindos pensaba invertir ahora irán a Educación y Sanidad, ¿no?

 

06-09-2013

EL PARAISO DE LOS CORRUPTORES
Afortunadamente (o por no tener fortuna) desconocemos los paraísos fiscales: Gibraltar, Liechtenstein, El Vaticano o Suiza son algunos de ellos. Sí conocemos el paraíso de los corruptores, también de los corruptos, pero a estos hoy los dejaremos descansar, y no porque haya pasado la indignación o estén ya en el trullo. Este paraíso es España.
Reconocemos a mandamases corrompidos, por decenas, y si profundizamos un poco, es posible que por millares (mirad lo más cercano). Pero, ¿quiénes son esos intocables corruptores? Si interesara que, desde luego, no interesa, se podría seguir su pista, bastaría con mirar a los que se llevan de calle las concesiones del Estado, de las Comunidades Autonómicas, Diputaciones y Ayuntamientos. No sería difícil detectarlos, la criba es relativamente sencilla.
Con esto pasa como con el caciquismo. Los corruptores, aprovechando sus influencias millonarias, se han infiltrado en los entresijos del poder político. Aún hay quién dice: con estos empresarios (caciques o corruptores) todos salimos ganando, que dan trabajo y prosperidad a la sociedad. Pero eso no es verdad. Estos, los corruptores, y los otros, los corruptos, han desestabilizado nuestro sistema económico y democrático hasta límites insostenibles. Y es que el dinero sigue existiendo, lo que pasa es que ahora lo tienen todo ellos. Algún ejemplo: Bankia, a quien nosotros hemos rescatado, financia el fichaje de un chaval que juega al balón, 100 m. de €, y eso con el pufo perpetrado por los clubs de fútbol, encabezado por el del constructor Florentino Pérez; y los expresidentes de gobierno, gratificados por las eléctricas, ahora son sus consejeros. Y que siga subiendo la luz.
Escuché decir a Martínez-Pujalte: “Bárcenas debe devolver el dinero”. Una pregunta inocente: ¿Dónde irá, al erario, a su partido para costear las próximas elecciones o nuevamente a los corruptores? Ahí lo dejo caer.

 

30-08-2013

ARDE SAYAGO Y SE LEVANTA
Generosa tierra de encina y de roble, de pueblos graníticos, huesos de piedra y piel de cereal, tierra de arribes, de pastos, de sembraduras y de hombres duros, duros como la miel. Esa es mi tierra. En ella descubrí la sabiduría, la verdadera sabiduría, no la de los libros ni la de las rimbombantes palabras, sí la de la Tierra, la de la noble labor del trabajo y las ilusiones aplacadas por el frio y el sol, la de la prosperidad del día a día, al cobijo del amable fuego casero con el caldero de cobre colgado de la llar, de los gruñidos del cebón sacrificado, de los balidos de las ovejas y de las vides de racimos prietos y peleones. Pero, ahora, Sayago arde con el fuego enemigo, provocado por algún malnacido en su puta inconsciencia. Vuelve la historia, que Sayago está acostumbrado a quemarse en la soledad del ardoroso páramo, apechando con puños cerrados su propio destino hasta enderezarse otra vez, para encorvarse nuevamente por los lances de su estrella.
¿Qué habría dicho Sebastián Prieto, Teresa la de Felicísimo o mi tío Julio sobre este fuego despiadado y cerril? Sé que sus bocas no hubieran pronunciado lamentos baldíos que no tienen nada que ofrecer, sé que sus palabras no serían para niños bien educados en escuelas de pago. Ellas llevarían, como siempre, la esencia y bravura de la tierra virgen.
Guarda Sayago en sus entrañas el secreto del Hombre. Mi amigo Isaac Garrote me mostraba el otro día los árboles más viejos de Monumenta, de los más viejos de todo Sayago, afortunadas encinas retorcidas de majestad centenaria. En sus manos, en su presente y en sus recuerdos, como chamanes indígenas, Isaac y otros lugareños guardan el viejo conocimiento que transmiten a quien esté dispuesto. Que no se pierda, que esa sabiduría es oro que ningún incendio podrá quemar.

 

 

 23-08-2013

FAUNA IBÉRICA

 

Los homínidos no hemos sido creados por dios, somos producto de una azarosa evolución. Siendo así, no somos sus hijos, o al menos, no más que las cucarachas, las ratas, los camaleones o los poyos. Y, si, como dicen los apostólicos y romanos, Él nos hizo a su imagen y semejanza, pues eso... Tampoco venimos del mono, nosotros evolucionamos con ellos, somos, se podría decir, otros monos. Nos vestimos, conducimos automóviles, navegamos por internet y tal, pero seguimos siendo los parientes más cercanos al chimpancé, bueno, al bonobo, que tiene sus peculiaridades.

 

Yo odio a las ratas y a las cucarachas, a pesar de la comparanza con algunos de mis congéneres. En cuanto al mono, el parecido es evidente.

 

También hay humanos similares a los camaleones. Cambian de color dependiendo de las siglas que los cobijan. Hemos visto esta semana a no pocos jóvenes de un partido democrático, fotografiados, mano al frente, delante de banderolas fascistas y nazis. –Chiquilladas–, nos dicen sus adultos.

 

En cuanto al pollo, el parecido que encuentro es singular. ¿Alguien ha visto lo que sucede si se le corta la cabeza? Pues, hasta que cae, corre dando bandazos sin orden ni concierto.

 

¿Qué os recuerda esto? A mí me vienen a las mientes los movimientos del gobierno (y de su partido) en lo referente al caso que los salpica. Y a la acción, también descabezada, del resto de lo qué, debería ser, su labor gubernativa. Antes de recapacitar sobre más fauna (víboras venenosas, arañas trepas, ovejas o borregos en rebaño, zorros cuidando gallineros, avestruces que esconden la cabeza o dinosaurios que parecían extintos), preguntaré: ¿Se podrá hacer un buen guiso con tanto chorizo y ese pollo enloquecido y descabezado o, solamente servirá para caldo? Si es así, lo de las dos tazas es una minucia.

 

 

16-08-2013

MIEDO A LA CIENCIA
Para fomentar la prosperidad de un país nada hay más importante que el desarrollo de la ciencia; no en vano, todos nos servimos de ella y a ella recurrimos cuando la necesidad apremia.
Parece mentira que se puedan recortar los dineros al CSIC, consejo que dirige las investigaciones científicas más importantes de este país, mientras se mantiene la desorbitada financiación, entre otras asociaciones, a la Iglesia.
Ahora explico lo de antes. Todos nos servimos de la ciencia, o, ante una enfermedad grave, ¿quién recurre a un tratamiento sólo de rezo y quién a los facultativos? Pues con lo que el Estado y la Junta gastan en capellanes y capillas, además de esa financiación multimillonaria que atenta contra los principios de un estado laico, podríamos tener una investigación puntera, más médicos y habitaciones en los hospitales, y reducir, entre otras cosas, las desesperantes listas de espera. Si la medicina está donde está, hemos de agradecérselo a la ciencia.
Que la ciencia quede mutilada va a convertirse en un lastre social de consecuencias imprevisibles. Los descubrimientos seguirán existiendo, aunque más allá de nuestras fronteras y, en algunos casos, por investigadores paisanos en el exilio. Y esos nuevos logros serán elitistas, sólo a disposición de los más acaudalados. La sociabilización de los nuevos avances científicos ha sido descuartizada de raíz, y eso es muy grave.
¿Tendrá algo que ver el miedo a la ciencia como en tiempos de G. Galilei o de C. Darwin? Tampoco es inverosímil, conociendo a las eminencias que ocupan las carteras de nuestro gobierno medieval y los privilegios que les conceden al dogma. Saben que la ciencia ha revitalizado nuestro entendimiento, luchando para que la ignorancia no sea lo mismo que la felicidad. Por eso le tienen miedo, ya que un pueblo ignorante es fácil de manejar.
 

09-08-2013
OTRA CORTINA DE HUMO
Lucha de territorios, ahora, como postre, después del colosal ridículo de nuestros magnos políticos el otro día en el Congreso, bueno, en el Senado, que el primero estaba de remodelación. Y tras el postre: café, copa y unas cajitas de puros, a repartir, que hay para todos. Se deberían dar cuenta que la remodelación que todos esperamos es la suya, la de los políticos, una regeneración que nuestros ilustres y decadentes antisistema se niegan a aceptar. Pero claro, tienen la sartén por el mango, y lo que han hecho, ¡maldita sea!,  es liarse a sartenazos con nosotros, el pueblo.
“Se acabó la fiesta” dice, en referencia a Gibraltar, el eufórico ministro del Opus Dei Margallo, también de Exteriores. Los llanitos se han enfadado y el Reino Unido dice que defenderá a sus paisanos. Achacan que la aptitud del ministro es idéntica a la del régimen franquista en lo peor de la dictadura. Digo yo: le habrán echado una ojeada a su currículo. Pero el enfado también ha llegado a los ciudadanos de La Línea de la Concepción, los más cercanos al Peñón, que bien saben dónde está el sustento; de otra forma, su vida estaría sumida en el desempleo.
Ahora dicen que Rajoy habló por teléfono con Cameron. Según es él, lo haría por señas porque en inglés... Ignoro cómo se defenderá el Reino Unido de esta absurda y ficticia confrontación que, como cortina de humo, nuestro gobierno utiliza para enmascarar sus vergüenzas; aunque, nuestro verdadero embate ha sido enviarles a Federico Trillo como embajador, eso sí es un insultante ataque, hacia ellos, hacia nosotros y hacia la inteligencia.
Esta crisis de territorios es muy difícil de abordar, sobre todo si es para crear espíritu patrio, por eso, me callaré lo de Ceuta y Melilla, o lo de Treviño. ¿Para qué más?
 

2-08-2013
VOTO DE FE
Cabalga la crisis es España cual garañón desbocado, un galopar parecido al de mil demonios, arrasando nuestros logros, que habíamos conquistado por méritos propios. A la par, ese maldito galope esquiva los privilegios sisados de forma deshonrosa por los que se van a ir de rositas. Campando a sus anchas, ellos, los privilegiados, esas castas impúdicas y letales que todos conocemos, se ríen de nuestra incertidumbre, de nuestra indignación y de nosotros mismos.
Confieso que esto está escrito antes que nuestro queridísimo Rajoy compareciera en el congreso (que supongo lo ha hecho, aunque dudo si habrá sido en vivo o en plasma), pero ya sé su conclusión: “España va bien y todo lo de Bárcenas ha sido inventado”. Y claro, lo habrá manifestado como dios manda, como voto de fe. De ser así, los papeles de Bárcenas, testados por peritos que, afirman, fueron escritos desde hace más de veinte años y que implican directamente al presidente, los realizó el que, parece ser, también era pitoniso, para que hoy, veinte años después, salpique al ahora responsable del gobierno. (Ja)
Si es verdad que conozco a Mariano como creo que lo conozco, no habrá asumido su responsabilidad ni anunciado su esperada dimisión. Pero, ¿sabe alguien de otra persona con tanta capacidad de aguante y modorra? Yo sí, pero al que yo conozco se le ve de lejos, tiene un sofá pegado al culo, su discurso es una monocorde grabación y por jeta luce una pantalla. Eso hace que, según una reciente encuesta, hasta el presidiario Bárcenas lo haya quintuplicado en credibilidad. De cualquier manera, vaya manera de afrontar la presunta financiación ilegal, los sobresueldos y la caja B. Antes, nuestro queridísimo metía la mano en el fuego por Bárcenas, ahora que le arde, le hace único culpable. ¿Pero, los empresarios, cuando pagaban al tesorero, pagaban al PP o a Bárcenas
 

26-07-2013
LA MARCA DE ESPAÑA
Estas son las joyas de la corona: Bárcenas y la financiación ilegal, crisis, estafa, aborto, religión, paro y tal y tal. Y sus grandes figuras, nuestros ministros: De Guindos, de Economía, presidente del banco de inversión Lehman Brothers en España cuando quebró en 2008, dando el pistoletazo de salida a esta crisis. Montoro, de Hacienda, próximo al Opus Dei, un fenómeno, solamente hay que decir que era el hombre fuerte de Rodrigo Rato. García Margallo, de Asuntos Exteriores, proviene del franquismo y hombre cercano al Opus. Ruiz Gallardón, de Justicia, hijo de su padre. Fernández Díaz, del Interior, otro del Opus que antepone las ideas de su secta al buen gobierno democrático, quien equiparó el Valle de los Caídos con los cementerios de la guerra civil norteamericana o de Normandía. Ana Pastor, de Fomento, que de religiosa casi es monja. Fátima Báñez, de Empleo, quién encomendó su labor a la Virgen del Rocío. José Manuel Soria, de Energía y Turismo, salpicado por corrupción urbanística en los casos Bango, Eólico, Faycán y Salmón. Arias Cañete, de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente,  procedente del franquismo y lacayo del BBVA, Santander y Mapfre, y lobbista profesional de las petrolíferas Ducar. Pedro Morenés, de Defensa, supernumerario del Opus y traficante de armas. Ana Mato, de Sanidad, esposa del corrupto Sepúlveda y del Opus, redimida de la trama Gürtel por prescripción del delito. José Ignacio Wert, de Educación, dicharachero tertuliano antes y después de ocupar cartera. Así la cosa, no es de extrañar que Sáenz de Santamaría, sea la Vicepresidenta, Cospedal, la Secretaria General del partido y el silencioso Rajoy, el de los hilillos de plastilina y las cajas de puros, el presidente. Como dirían ellos: “que dios (su dios) nos pille confesados”.
En el otro extremo está la gente, su solidaridad con las victimas de Santiago bien lo demuestra. Mis condolencias para los afectados.
 

19-07-2013
HOMO SIMBOLICUS
Una de mis grandes aficiones, convertida en pasión, es visitar cuevas con pinturas o grabados rupestres. Algunas de esas obras, que Picasso consideró el no va más del arte, tienen no menos de 40.000 años, cuando el ser humano era un niño. Ese niño, descendiente de una labor paulatina de millones de primaveras, iba descubriendo el mundo con ojos frescos y manos laboriosas –para bienandanza de todo el clan–, y lo iba explicando a través de su mente simbólica, la misma que, todavía, seguimos conservando, llena de mitos, alegorías, sincronías y asociaciones.
Por eso, nuestra especie ha ido creando fábulas, tradiciones, emblemas y dioses, convirtiendo al pensamiento simbólico en el germen de la cultura. Su fruto es el lenguaje, las religiones, la filosofía, las ciencias o el arte.
Con los signos que acertamos a crear nos comunicarnos –y casi nos entendemos–, hemos conocido y desvelado lo que en otros momentos fueron incógnitas, y el universo, antes únicamente físico, ahora es un universo simbólico. Pero los signos, en el día a día, tienen su importancia vital, no en vano, hacen referencia a objetos reales que, de no interpretarlos correctamente, nos pueden costar la vida. Imaginaos pasar un semáforo en rojo por no saber que quieren decir los colores de sus lucecitas. Pero hay otros signos, más envenenados: los que actúan como subyugadores de la sociedad. La ciencia, afortunadamente, ha podido con dios, pero, ¿quién podrá contra esos que vienen del reciente pasado retrogrado: dícese rombos franquistas en la tele; los de la desvencijada actualidad: SMS de Bárcenas-Rajoy, sobres marrones o cuentas b; y esos que miran al futuro: las urnas, que, más pronto que tarde, tendremos que rellenar?
¡Qué vergüenza le daría a mi hermana cavernícola que pintaba en Altamira! “¿Hasta dónde hemos llegado?” se preguntaría, sonrojada, y no sin razón.
 

12-07-2013
EL NOMBRE DE UN RUSO
Un día, todos fuimos inocentes. ¡Maldita inocencia!
Yo tenía pensamientos insensatos, más propios del mundo de la utopía que de este de gazapos y esterilidad mental. Creía en la honorabilidad de políticos, jueces, incluso en la del Jefe del Estado. No es de extrañar, también consideraba que la justicia era igual para todos y que los delincuentes, fuera cual fuese su condición, serían juzgados. Iluso que es uno.
Lo que nunca imaginé, ni por asomo, era hasta donde podía llegar la impudicia de los políticos, el verdadero poder del dinero robado y el de las castas corruptas. Y la verdad, tampoco comprendo cómo podemos tener tanto aguante, sí, nosotros, el pueblo perjudicado. Pensaba que, cuando los cargos electos cometían semejantes fechorías y las gentes se enteraban, no tendrían más remedio que dimitir. Pero, como el otro día leí en una red social, los políticos españoles piensan que “Dimitir” es el nombre de un ruso.
El caso más flagrante es el de Bárcenas, o de Luis el Cabrón, como reza en algunos papeles, tesorero durante dos décadas del Partido Popular. Este presunto chorizo promovió la financiación ilegal de su partido (con la que ganó las elecciones), adquiriendo donaciones ilegales de empresarios a los que luego beneficiaba el partido.
Con ese dinero, el bueno de Bárcenas hacía tres montones: uno para la campaña electoral, otro para él y un tercero a repartir. Dispensaba los dineritos en sobres negros o en cajas de puros. Mayor Oreja, Arenas, Cascos o Rato eran algunos de sus receptores. Y Rajoy le decía, campechano, como es él:
-Luis, dame un Cohiba.
Yo pensaba que la trampa y el hurto tendrían sus consecuencias jurídicas (y políticas). Lo que es la inocencia.
Siendo así, le diría: “Mariano, no dimitas, ¿dónde vas a ir que estés mejor que aquí?”  
 

05-07-2013
CREER O NO CREER, ESA ES LA CUESTIÓN
El pasado sábado se inauguró el primer monumento al ateísmo en Starke, Florida, EEUU, lugar de profundas convicciones cristianas.
Reclamando el derecho a la Primera Enmienda de la Constitución norteamericana, que reconoce la libertad de expresión, los ateos de aquellas tierras han conseguido lo que aquí, en este país de salmos y botafumeiros, no parece posible.
El monumento, un monolito de granito instalado a pocos pasos de otro dedicado a los Diez Mandamientos, tiene grabadas algunas frases de los primeros presidentes de aquel país, John Adams, Thomas Jefferson y Benjamin Franklin, y otra de la fundadora de American Atheists, Madalyn Murray O'Hair. La de esta señora dice así: "Un ateo cree que se debería construir un hospital en lugar de una iglesia". Aquí, la diferencia es poca, en los hospitales faltan habitaciones y sobran capillas, faltan médicos y sobran capellanes, y además, se cierran centros de urgencias. ¿Los recortes en sanidad, se han llevado por delante a alguno de esos que sobran? No, que el lobby católico tiene mucho poder.
De cualquier manera, ateos somos todos, hasta el más creyente, hasta los papas, si es que lo que dicen se lo toman en serio, que lo dudo. La diferencia está en la cantidad de dioses en los que no se creen. De los 2.700 dioses más importantes que hemos creado los humanos, unos no creen en 2.699 y otros no creemos en ninguno, como tampoco creemos en la existencia real de Tarzán, la Pantera Rosa o Mortadelo y Filemón. Dios arriba, dios abajo, esa es la diferencia que nos separa.
P.D.: La bondad no es asunto de religión y sí de inteligencia, lo mismo que la maldad lo es de la ignorancia y, para eso, las religiones la han pintado calva. Amén.
 

28-06-2013
EL MUNDO AL REVÉS
Cuando delinque un banquero (que serán muchos más) o la infanta, el fiscal lucha contra el juez para que no sean inculpados; Snowden, un miembro de la CIA, destapa un montón de abusos e irregularidades que atentan contra los ciudadanos del mundo y se le persigue a él; Assange, el de WikiLeaks, informa de las maldades de los estados y de sus gobernantes y se le hace culpable; un juez intenta aclarar el genocidio del franquismo y es apartado de la carrera judicial; los corruptos se presentan a las elecciones y las gentes les votan; los curas establecen lo que es el matrimonio, los banqueros aconsejan ahorrar, los políticos hablan de bajar los sueldos y los militares de paz, y, se nombra ministro a un lobbista como Cañete; se patrocina la religión en las escuelas mientras 30.000 estudiantes universitarios tienen que abandonar su carrera por quedarse sin becas; se suben las tasas a los alumnos en los comedores escolares mientras se subvencionan las copas de los diputados en el Congreso; llamamos deporte y cultura al negocio del fútbol y a matar los toros un arte; se rescata a los bancos tramposos mientras las familias andan necesitadas (y aún así tienen que abonar el rescate); la justicia hace la vista gorda a los grandes ladrones y se resarce con los desdichados; se denominan terroristas a los desahuciados, honrados a los políticos, periodistas a los charlatanes, antisociales a los reclamantes, disimulación de indemnización en diferido a la jeta y descaro de Cospedal, armas de destrucción masiva al petróleo y, a esto, democracia; a la ineptitud y a la incompetencia se le dice gobernar como dios manda; y aseguramos que el ser humano es racional.
¡Viva el vino, y leña al mono, que es de goma!
 

21-06-2013
YO TAMBIÉN TUVE UN SUEÑO
¿Por qué, para salir de la crisis, el Gobierno actúa de manera contraria a lo que recomienda la prudencia y el buen hacer? ¿Por qué, ahora que la diferencia entre clases se hace más palmaria, siendo los ricos más ricos y más pobres el resto, su política se empecina en estimular estas diferencias? ¿Qué está pasando aquí?
El pueblo quiere un rumbo diferente: que se declare ilegítima la deuda que no sea pública; que se sancione el fraude fiscal; que cesen los privilegios a los políticos; que se eliminen las diputaciones y, sobre todo, el senado (para lo que sirve); que se le expropien las viviendas a los bancos (dueños ahora de ellas con trampas y abusos), eso como primer paso, y después que se nacionalice la banca, lo mismo que las empresas de los sectores estratégicos; que la sanidad y la educación vuelvan a ser de calidad y públicas; que las pensiones sean decentes y equitativas (para eso se ha cotizado); que se deje de subvencionar a la Iglesia, a la Monarquía, a la banca y a los grandes magnates de lo privado; que se proteja a los desempleados y a los más vulnerables; que se juzgue imparcialmente a los defraudadores, a los corruptos y a los responsables de esta estafa llamada crisis (y que se les castigue y cumplan sus condenas después de reembolsar lo que no es suyo); que las actividades públicas y los dineros que en ellas se invierten sean verdaderamente transparentes (queremos saberlo todo); que se sustituya esta Ley Electoral por otra que permita una verdadera participación democrática; que se modifique la caduca constitución que permite estos desajustes, y que sienta las bases para que sigan ocurriendo. ¿Se me olvida algo? Seguro, pero, ¡socorro!, se acaba la columna.
 

14-06-2013
LA MANO QUE MECE EL PUPITRE
Podía ser el título de una película de terror, pero, es mucho peor, ya que hace referencia a la mano del ministro Juan Ignacio Wert. Bien lo sabían los mejores estudiantes de este país que, cuando recogieron los Premios Nacionales Fin de Carrera, en presencia del susodicho, se negaron a estrecharle la mano, mostrando un manifiesto desacuerdo con su política ideológica y ultrajante en cuanto a lo público.
Aun así, los afamados tertulianos de la derecha extrema se alarmaron por el desplante a su ex colega, pues Wert, antes qué ministro, como contertulio, había despotricado lo suyo en un programa radiofónico. Esos charlatanes, entre ellos el ecuánime, dicho con sorna, Hermann Tertsch, calificaron el reivindicativo acto de los estudiantes como violento y amenazador, además de proferir barbaridades más soeces, considerando que la integridad física del ministro había corrido grave peligro.
Da la impresión que esos tipos tienen a Wert como adalid del “Frente de la Burda Cháchara”. Es posible que estos “imparciales sabelotodo”, que, aunque callados, sabríamos su punto de vista, aspiren a una cartera como la que le cayó a su adelantado Wert. Y a este Tertsch, por no oírlo ni leerlo, yo le daría, no un ministerio, sino unos cuantos, total, no creo que fuera capaz de hacerlo peor que los que tenemos, aunque se esmerara, que lo haría. Sus tendencias son similares y sus intenciones nada tienen que envidiarles. En definitiva, que lo hagan ministro, y a otros tertulianos que añoran el antiguo régimen, a Jiménez Losantos, a Carlos Cuesta, a César Vidal, Sostres, Maluenda y demás alhajas, y si con esa tropa no llega, se recurre a Chiquito de la Calzada, a Arevalo y a Rouco Varela,que también tienen su gracia. ¡Viva el despipote!
 

07-06-2013
DE ABORTOS, CURAS, OVARIOS, ROSARIOS Y ESPERMATOZOIDES
Candente y peligroso como un fuego sin freno, catastrófico como una deflagración descontrolada, así vuelve otra vez el aborto a instalarse en nuestra cotidianidad. Lamentablemente, volvemos al pasado (o a El Salvador).
La historia de la salvadoreña Beatriz se convierte en un ejemplo de la deriva que puede llevar esta nueva ley impulsada por Gallardón. A Beatriz, que estaba preñada, le negaron el derecho a abortar, y eso que el feto nacería anencefálico, es decir, sin cerebro. A ella, poco menos que la condenaron a muerte, pues, enferma renal grave y con lupus, su vida corría grave peligro. Esperemos que eso nunca suceda aquí, en esta España de “progreso y libertades”. Afortunadamente, a Beatriz, los médicos, cambiando astutamente la palabra “aborto” por las de “parto sobrevenido”, le practicaron una cesárea muy prematura, salvándole así la vida. El feto, lógicamente, murió poco después.
Y es que, si se deja a la Iglesia inmiscuirse en los asuntos sociales, el rumbo retrogrado es manifiesto. Y nuestro gobierno tiene muchas deudas con la clerecía. Por eso, en el púlpito, cada día instalan un altavoz más sonoro. De esta guisa, los curas siguen dando la matraca, considerando humanos hasta a los espermatozoides. ¿Será por eso por lo que nos decían que la masturbación produce ceguera? Si esto fuera así y la vida humana existiera en esos estadios tan primarios, Dios, quien, según ellos, nos creó, sería el gran asesino, no en vano, fuimos hechos como a él le dio la gana, es decir, a su imagen y semejanza. ¡Miedo me da!
De cualquier manera, es irresponsable que sea una mayoría de hombres, y no mujeres, la que promulga esta ley. El otro día me decía una amiga: “estos lo que quieren es meter sus rosarios en nuestros ovarios”.
 

31-05-2013
EXORCISMOS PARA AFRONTAR LA CRISIS
Cada vez hay más voces autorizadas que desafían el modo de afrontar la crisis que está llevando a cabo nuestro gobierno, auspiciado por una Europa cada vez más débil y desorientada, liderada por una mujer neoliberal que antes había sido una renombrada comunista de la Alemania del Este (ver para creer). Tiene nuestra Europa tan pocos tintes de optimismo que, algunos países, como el Reino Unido, pretenden desagregarse de este aglomerado compuesto por estados dispares de velocidades muy variadas.
Tras embargar nuestro futuro para salvar la avaricia de banqueros y rancias castas, cualquier propuesta que mire al pueblo ha de ser bienvenida. Y, propuestas, hay.
Algunos hablan de salir del euro, otros de hacer pagar a los defraudadores fiscales, o de nacionalizar la banca (definitivamente, no cuando hay pérdidas, y que sus magnates dejen de cobrar como si fueran estrellas hollybudienses), que los chorizos devuelvan lo que robaron, que se modifiquen las leyes y esto no pueda volver a suceder, que se haga justicia con todos los políticos, condes, infantas y banqueros que nos han estafado. Y que surjan proyectos que fomenten el desarrollo. Pero el cambio que se está dando es otro: la ministra de trabajo pide a la Virgen del Rocío que conceda empleo; en sanidad, tras los recortes, se traspasa la salud psiquiátrica a los exorcistas fichados por el cardenal Rouco Varela; se concede inmunidad a los grandes delincuentes financieros y se les da un lugar de honor a los corruptos. Por otro lado, el señor Rajoy se muestra optimista porque ya no se puede caer más bajo. Esto es insufrible y, para más inri, Aznar nos amenaza con su regreso. No necesitamos más exorcistas, necesitamos gente honrada.
 

25-05-2013
CONTRA LA LOMCE
Por fin se ha puesto en marcha la polémica ley de Educación. Pero, ¿será verdad, como dice el ministro, que va a aportar remedios eficaces contra los males anteriores?, ¿no tiene un tufillo trasnochado y decadente? A mí, ciudadano de un país laico, me parece que sí, y, más que ser una herramienta para el desarrollo social, la considero una ley autoritaria de adoctrinamiento, inspirada por el poder de los obispos. No en vano, es una ley que subvenciona la disgregación por sexos en las escuelas (cosa típica en ellos, ¿o conocemos alguna mujer nombrada obispa?). Pensar que esos señores de la clerecía van a formar parte de la educación de mis hijos me pone los pelos de punta.
Porque a ellos, con la indecente (en las escuelas) asignatura evaluable de Religión, la ley les otorga potestad para inmiscuirse en la nota académica de los estudiantes. Ellos tienen, además, vía libre para elegir profesores, temarios y los libros de dicha materia. Un autentico atentado contra la laicidad de nuestro Estado.
Su engañoso y contradictorio nombre, LOMCE o, lo que es lo mismo, Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, hace gala de lo que, precisamente, carece. Esta ley del ministro Wert, rechazada por todos menos por la Conferencia Episcopal, no aporta ninguna mejora a la educación, todo lo contrario, la deteriora. Denigra a la escuela pública, a los maestros comprometidos, a nuestros hijos y al sentido común. Y devuelve a la sociedad a los tiempos del blanco y negro. Pero hay que reconocer que este gobierno del señor Rajoy (a quien no me extrañaría ver algún día bajo palio) está consiguiendo, sin valerse de bombas ni tanques, lo que otros no pudieron conseguir. Felicidades y gracias, en lo que a eso respecta.
 

17-05-2013
SE BUSCA LIDER
Criticada por el bando de los poderosos, es decir, por los políticos de profesión (menuda casta), su mundo mediático y los banqueros, Ada Colau ha ayudado a desestabilizar la desidia de los colectivos más sufrientes. A la par, ha puesto en tela de juicio algunos abusos legales, como los desahucios; y por ende, otros muchos que ahora padecemos: recortes en educación, sanidad, servicios sociales; aumento del paro, subvenciones a la iglesia, monarquía, etc.
A pesar de las calumnias e insultos que sobre ella se han proferido desde los programas más trasnochados y la prensa más mohosa, este país necesita gente como ella, personas que participan activamente en el intricado panorama social. Y que saben participar, pues la verdad, son tantos los ciudadanos que lo harían…, pero los mandamases (y sus injustas leyes, insisto, suyas) lo impiden tajantemente. Nosotros, por el contrario, solamente somos foco de su interés cada cuatro años, en época de votaciones. Entonces, nos vemos atacados, hasta en la sopa, por sus escraches mentirosos, faltos de rigor y sobrados de demagogia. Y, encima les tenemos que pagar el despilfarro.
Una cosa esta muy clara, Ada Colau, ¡entre más te ofendan esos tertulianos y columnistas aferrados a su “España grande y libre”, entendemos que mejor lo estás haciendo (estáis, pues sois muchos los que trabajáis para causas tan dignas)!
Viendo cómo anda la cosa en cuestión de líderes políticos, la lógica me llevaría a darte ánimos para que lideraras una lista en las próximas elecciones, pero está claro que, una vez arriba, todos se vuelven insensibles y déspotas (al pasado y presente me remito). Por lo tanto, felicidades, Ada Colau (extensibles a todos los que os lo merecéis en esta lucha tan desigual). Y a seguir así.
 

10-5-2013
LA RISA
“Me descojono”, “me troncho”, “me parto”, “carcajeo” “desternillo”, “despiporro”, “descoyunto”, “retuerzo”, “muero”, “lloro” “estallo”, “despatarro” “me duelen las mandíbulas” …, somos fértiles para nombrar al acto de reírse que, según los psicólogos, es fenomenal para la higiene, tanto corpórea como mental. Tanto es así, que el pasado domingo se celebró el Día mundial de la risa.
Tan fecundos como somos a la hora de nombrarla, lo somos (si nos ponemos) con las cosas con las que podemos echarnos unas buenas carcajadas: con un cómico con gracia pegado a un teléfono o de un bufón sin gracia en una pantalla de plasma; con una película de Alfredo Landa ¡que en paz descanse!, lo mismo que de un insaciable corrupto lanzando una peineta a la concurrencia; con la afonía del que habla y con la sordera de quien escucha; de la caída de tu mejor amigo y de los tropezones reiterados e impenitentes de Su Majestad; de un gobierno que nos achicharra o de la tragicómica historia de los “tres tristes trajes”; de un asunto de financiación ilegal y de la manera en que la justicia lo interpreta; de la comparación de ETA con el aborto o, de la fallida imputación a la infanta y de la honradez de su duque empalmado; del atraco a la educación pública, de la “equis” en la casilla de la Iglesia, de la venta de la sanidad... Cualquier cosa es válida para, hilarantemente, dar la razón a los psicólogos de la risa que, con sabiduría, nos aconsejan reír. Y, aunque los niños se queden sin “las chuches” tan afamadas, se ríen mucho más que los adultos, eso afirman los expertos. Aun así, nosotros, como buenos (y compungidos) españolitos, si se me permite la expresión: “lloramos a carcajadas”.
 

03-05-2013
ATREVIDOS
El pasado miércoles estuve platicando sobre la situación actual con una pareja de jóvenes, muy involucrados con la marcha del sistema. Sus propuestas, para poner fin a la desigualdad que nos toca vivir, como ellos dijeron, eran, cuanto menos, novedosas. Dos cosas caracterizaban a mis interlocutores, además del interés por participar en el devenir de los asuntos públicos: una, la claridad, que yo deduje, era fruto de su cándida bisoñez, y, la otra, que no tenían pelos en la lengua.
La chica, sin preámbulos, aseguró:
–No aceptamos al gobierno, es ilegitimo. Mintieron como bellacos. Engañaron con sus propuestas electorales, con todas, menos con la más retrógrada, la del aborto, auspiciada por los obispos, el rancio clero y la casta más casposa.
–Pero los votó la mayoría –dije yo, aclarando lo que, sin duda, deberían saber, y aceptar.
–Una mayoría engañada. Eso no puede ser legal –aseveró él.
–El pueblo debe tomar cartas en el asunto, y si fuera necesario, asumir el control, no podemos seguir aguantando los despropósitos y traiciones de las clases dominantes.
–¿Qué dices? –proteste, espantado–. Sois muy atrevidos, estáis hablando de revolución, y estos son tiempos donde esa palabra se ha convertido en tabú. Solo ellos pueden hablar de revolución.
–Está claro que os han lavado el cerebro –aclaró ella, concluyente.
Recapacite y, de alguna forma, comprendí que podía tener razón.
–¡Despertad, despertad de una vez!, que es posible que, como no lo hagáis pronto, al final sea imposible.
–Y… ¿cómo lo vais a hacer? –pregunté, incrédulo.
–Con vosotros, por supuesto, con vosotros, que nos van a quitar hasta lo que no tenemos.
 

26-04-2013
LIBROS
El otro día se celebró el Día del Libro. Cuentos, relatos, poemas, aventuras, pensamientos, fantasía, teatro, acción, viajes, misterio..., los libros, como el aire que respiramos, o el pan que nos llevamos a la boca, son imprescindibles, nos lo exige nuestro afán de libertad y nuevas andanzas. Además, con ellos, podemos vivir diferentes realidades que, de otra forma, nunca podríamos vivir. El día del libro, por lo tanto, debería ser todos los días.
Su historia va pareja a nuestra propia historia. En formato de piedra, madera, arcilla, papiro, pergamino, papel… y, ahora, en formato electrónico, desde tiempos inmemoriales, hemos sido acompañados por los libros. Pero nuestra relación con ellos no siempre ha sido un jardín de rosas. Tardaron muchos cientos, miles de años, hasta que verdaderamente se socializaron (y la cosa no ha terminado, pues todavía hay mucha gente en el mundo que no puede aprender a leer). Y, cuando parecía que el asunto se enderezaba, apareció la Inquisición con las rebajas. El resultado fue una quema de libros indiscriminada, auspiciada por esos zafios motivos que todos sabemos. Pero no quedó ahí la cosa, recordemos la época de los nazis. Y, lo que es menos conocido, en la Universidad Central de Madrid, el día 30 de abril de 1939, en un acto llamado “auto de fe”, los falangistas prendieron fuego a una formidable montonera de libros.
Olvidemos el pasado y aprovechémonos ahora que podemos, porque como la cosa siga así, dentro de poco, nos los pueden hasta prohibir; no en vano, los libros ilustran, hacen críticas a las personas, aportan la inquietud del cambio, ilusión y felicidad. Son, en definitiva, un verdadero peligro para el poder reaccionario. Y, según está el patio, nada sería de extrañar.
Ahora, ¡a leer, a leer! 
 

19-04-2013
ESCRACHES, LOBBYS Y NAZIS
Los escraches y los lobbys tienen un mismo fin: presionar a los políticos para modificar unas leyes que les sean favorables. En eso sí se parecen, pero, ninguno de los dos grupos puede equipararse al nazismo, que fue un sistema atroz y criminal. La señora María Dolores de Cospedal perpetró una malévola relación al comparar a los participantes en los escraches con los que cometieron aquella brutal barbarie, algo imperdonable; y, si no se demuestra lo contrario, se pueden considerar palabras destinadas a azuzar más la confrontación. Además, señora Dolores, durante el nazismo, ¿quiénes eran los que echaban a la gente de sus casas? Yo tenía entendido que fueron los nazis, a judíos, gitanos, homosexuales o a quienes no tuvieran sus mismas creencias, pero, a lo mejor, debemos revisar la historia, como están haciendo los afines a su tendencia.
Ha de saber, señora Dolores, que los escraches nacieron durante la dictadura argentina. Y siempre fueron protestas pacíficas, frente a las casas de los gobernantes del régimen, a los que el pueblo consideraba responsables del  flagrante abuso a los que eran sometidos miles de compatriotas. ¿A qué me suena esto?
Los lobbys, cuyo nombre viene de vestíbulo, en alusión al lugar donde políticos y lobbistas firmaban sus acuerdos, son otros grupos de presión, de los que no se queja la señora Dolores. Los lobbistas tienen fácil acceso a los políticos, con sus dádivas millonarias, sus viajes y regalos, a los que no podemos llamar sobornos pues, la ausencia de regulación en nuestras leyes, los hacen legales. Para nuestros honorables representantes, eso no es presión, risa de da.
Mientras que los escraches, aquí, en España, como siempre que se dieron en cualquier otra parte, defienden causas justas de gente desamparada, los lobbys defienden las de los banqueros. Ya sabemos, amigo lector, quiénes han ganado.
 

12-04-2013
SE VENDE ESPAÑA
Venimos observando, y no es de ahora, cómo los gobernantes de nuestra democracia, ignorando el decoro, se han ido repartido el pastel. Pronto descubrieron que ese reparto tan goloso tenía fecha de caducidad. Entonces encontraron algo verdaderamente dañino para la sociedad, aunque mucho más fructífero para ellos: la privatización. Su siguiente paso es dejar la política y ocupar un puesto relevante en la empresa que antes se benefició de la gestión del político de turno, dícese como asesor, consejero u hombre florero.
Veamos: expresidentes de gobierno, exministros de cualquier ilustre cartera, extesoreros de partidos, exconsejeros de autonomías, exconcejales, ex de todo lo habido y por haber en este circo político. Y mientras ejercen sus cargos públicos, las fechorías no son pocas, fomentan la evasión de divisas a paraísos fiscales, las amnistías para los grandes defraudadores, los sobres negros y sobresueldos camuflados destinados a ellos mismos, aparecen bigotes, Correas, Roldanes, aeropuertos sin aviones, herencias reales en cuentas suizas, financiaciones ilegales, etc.
La actualidad se está convirtiendo en una rabiosa prueba, no sólo para los gobernantes, también para la ciudadanía –antes pueblo–. Ellos, salpicados por todo tipo de corruptelas, tendrán que lidiar con sus responsabilidades, si alguien se atreve a meterlos en vereda. Para nosotros, es una prueba de aguante que va colmando el vaso, pues ya estamos hartos de explicaciones como: “y tú más”, o “abriremos una comisión de investigación interna” o el todavía más estúpido “pues yo de esto no estoy enterado”. Ya no valen medias tintas, queremos soluciones inmediatas, pero también responsabilidad de futuro. Y eso, afortunadamente, tiene remedio, pero sólo se conseguirá reformateando íntegramente este sistema de mentira, y si es sin ellos, mucho mejor. Mientras tanto, querido lector, y hasta que esto no cambie, España está en venta, y a precios de liquidación.
 

05-04-2013
¿POR QUÉ NO TE CALLAS?
Menos mal que tenemos un rey que es una bellísima persona, de lo contrario, otro gallo nos cantaría. Es honrado y ahorrador, muy trabajador, campechano, hombre de su tiempo, preparado, televisivo, amigo de sus amigos, perfecto esposo, buen padre y mejor suegro, todo un primor. Por eso, como en un cuento, enamora a todas las princesas, ¡oh, gran majestad!, incluso a las más serenísimas. Con el debido respeto, usted es un fenómeno.
Pero no para ahí la cosa, el monarca viaja a lejanos países con nuestros muy queridos gerifaltes empresariales, con el fin de encauzar sus negocios allí, por el bien de España, claro, y representa al reino en misiones transoceánicas, siendo capaz de reunirse con presidentes electos, aunque sean plebeyos, ¡dios lo favorezca!, esforzado hombre de estado, adalid de la patria. Además, como si de un ser humano normal se tratara, hace acto de presencia en partidos futbolísticos y de balonmano, compite en regatas con yates deportivos, para engrandecimiento de sus vasallos, desde luego, y ha sido un portento con los esquíes, poniendo siempre en muy alto lugar el pabellón de los españoles. Y sus cacerías son apoteósicas, superando incluso a las de su mentor, el mismísimo generalísimo. De ciervos y machos cabríos pasamos a osos y elefantes, bueno, también los tiempos cambian.
Está muy claro, majestad, por sus venas corre sangre azul. Y aunque la ciudadanía se desangre en estos tiempos de vacas flacas, no tiene por qué preocuparse, la nuestra es sangre plebeya, reemplazable, no como la suya.
Algunos malintencionados critican su fabulosa fortuna, amasada sin justificación alguna, su complicidad en la trama de su yerno (con hija incluida e imputada) o sus dineros en Suiza. ¿Qué sabrán ellos lo que significa ser rey de todos los españoles? Lo primero es la patria, alteza. ¡Viva el rey!
 

27-3-2013
CANTILENA DE LA SANTA SEMANA
Envidia, pero no de la sana, de la cochina, envidia me da por unas fiestas paganas, de risas y disfrute, de diversión y charanga, fiestas de: venga, vamos a descorchar la botella guardada. Fiestas de libertad, donde la cabeza ni se cubre ni se agacha, fiestas que celebran al hombre y a la mujer olvidada. Fiestas de cerezas y miel, fiestas para cantar en voz alta.
Pero nuestras fiestas son de hiel, de silencio y viejas estampas, no de tango ni de rock, ni de jotas ni de salsa, que aquí quien manda es la fe, y yo reclamo el cante y la danza, la diversión, la sensualidad, la lujuria y, también, la chanza. Pero, ¿quién soy yo para eso, cuando los que mandan son esa casta, subyugada por un poder que quiere subyugar a toda la raza?
¡Maldito sea el sino que nos oprime y machaca! Y nos hace ensalzar el sufrimiento y avivar las llamas, que poco a poco nos consumen, nos devoran y desgastan. Me sorprende que, aún hoy, después de siglos sin pausa, como si no hubiera pasado el tiempo en el que vivía doña Urraca, sigamos con los mismos cuentos que ya no aportan lo que hace falta. ¡Maldita sea la lacra que en nuestro ser quedó incrustada!
Qué envidia ver los Carnavales de Cádiz o de Canarias, la Exaltación del mejillón o a Valencia en Fallas, la Tomatina, las Fiestas de la vendimia o las Tamborradas, la Semana Negra de Gijón o la Festividad de la matanza, el Recibimiento a la primavera o simplemente festejar por nada.
Qué pena me da, pues, al fin y al cabo, eso nos marca, que se nos haya pasado el arroz de tanto mirarnos la espalda, crucificándonos en vida, cuando ‘gozar’ es lo único que aquí se gana.
 

15-3-2013
HABEMUS PAPAM
El arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, jesuita, ha sido elegido por la curia vaticana, en colaboración con el Espíritu Santo, como nuevo pastor de la Iglesia Católica, sustituyendo al fatigado Papa emérito Joseph Ratzinger. Con el nombre de Francisco I, a sus 76 años, comenzará, con la ilusión de un niño, a gobernar los designios de la espiritualidad cristiana y las riquezas de ese estado que dice seguir las andanzas de aquel que, para asombro de incrédulos y creyentes, predicaba la pobreza. Pero, en una cosa se parecen los dos santos papas actuales, el emérito Ratzinger y el recientemente elegido Bergoglio, mientras el primero colaboró con los nazis, el segundo lo hizo con la dictadura argentina, por lo que tuvo que declarar en los juzgados por el caso de los niños robados. Dios los cría… Hasta es posible que durante su mandato beatifique a sor María. La opinión pública de su país lo acusa, además, de ser cómplice silencioso de la desaparición de 30.000 personas y delator de dos compañeros jesuitas opositores al régimen que él apoyaba.
Cuenta la leyenda que, en 2005, en el conclave donde fue elegido el entonces eufórico, y ahora cansado, patriarca alemán, este tal Bergoglio pidió a sus valedores cardenalicios, entre lágrimas, que se abstuvieran de elegirlo. Pero 8 años después, por fin, con la espontaneidad de hombre de su tierra y sencillo pectoral, salió al balcón de la Plaza de San Pedro a soltar el obligado “urbi et orbi”. Su candor trataba de anunciar un acercamiento a los fieles y una futura modernización de la Iglesia. Pero el nuevo Santo Padre de Roma sigue siendo otro férreo luchador contra las uniones de personas del mismo sexo, contra la opción del aborto y, por lo que su cargo representa, contra la igualdad entre hombres y mujeres.
¿No queríais sopa?, pues ahí tenéis dos tazas.
 

8-3-2013
PERRO NO COME PERRO
Resulta lamentable contemplar el hado político de este país. Además de habernos convertido en el hazmerreir del resto de Europa –amén de ser causa de preocupación colectiva–, padecemos la opresión y la indecencia de un retroceso, hasta hace poco, inimaginable.
Esta semana, con la rapidez del rayo, el gobierno cesó a un fiscal por ser partidario del dialogo sobre un problema candente, sin importancia para esta exposición, pero hay que decir que es una trama convertida en cortina de humo para ocultar otros asuntos de vital importancia. Contrasta tanta premura con la lentitud de esos mismos políticos al tratar otros asuntos, dícese el caso Bárcenas, los desahucios, el paro (producto, entre otros factores, de la malnacida reforma laboral) o la cuestión de los privilegios de algunas castas, diría yo, antisociales –o antisistema–. Observemos la inmunidad del rey, el favoritismo judicial hacia los corruptos y los privilegios de los gestores de lo privado, de los banqueros, de la Iglesia o de las grandes fortunas.
Nosotros, ese, para ellos, populacho que incordia y totalmente prescindible, menos en época electoral, pedimos cuentas; la hartura ha colmado nuestros cuajos, que creíamos –y creían– eran imperecederos.
Dando rienda suelta a una palabrería irreflexiva y exaltados ánimos, nos alaban la gran transparencia con que llevan a cabo su gestión de lo público Y nosotros, amigo lector, sin salir de nuestro arraigado asombro. Después llega el punto culminante, el de las aclaraciones que pretenden justificar lo injustificable. Hay gentes que se quejan de la señora María Dolores de Cospedal por la torpeza de su discurso, excusando a su partido de una presunta irregularidad. A mí, particularmente, me encantó, y certifica lo que ya pensaba tras el debate sobre el estado de la nación: “Perro no come perro”.
 

1-3-2013
¿CASTELLANOLEONESES?
Esta semana se han cumplido 30 años desde que ese invento llamado Castilla y León se puso en marcha. Pero, aún hoy, después de todo este tiempo, la mayoría de nosotros seguimos sin tener ni conciencia ni sentimiento de pertenencia. Tanto es así, que la Fundación Villalar, subvencionada por la Junta y que cuenta con más de un millón y medio de euros, limita sus objetivos a un único fin, crear ese sentimiento entre la ciudadanía. Para eso no hay recortes. Es cierto que últimamente se levantan voces en contra, como justificación, han dado en maquillar su contenido con fines dadivosos. Hay que tener en cuenta que la señora María Josefa García Cirac es su presidenta. Y, ¡qué coincidencia!, también lo es de las Cortes de Castilla y León.
Entre las acciones de esta Fundación, está el vendernos un acople histórico de las dos regiones, que si en el pasado en algo estuvieron unidas fue en la lucha, pero contra ellas mismas. El reino leonés, o antes asturleonés, se convirtió, en momentos históricos, en el reino más importante de la península. El condado de Castilla, que se hizo reino en la primera mitad del siglo XI, estuvo regido bajo la misma corona, pero León y Castilla nunca disfrutaron de un hermanamiento pacífico.
Con el tiempo, los castellanos, más poderosos, degradaron al reino rival y, por ende, a sus provincias. Su éxito fue tal que basta decir que nuestra ciudad cuenta con una calle, un colegio y un hotel dedicado al rey castellano Sancho II, gran devastador de Zamora, que sería lo mismo que dedicárselos a Bin Laden en Nueva York.
En el pasado, el reino de León abarcaba las tierras asturianas. Esa pudo ser otra alternativa y ahora seríamos asturleoneses. Es posible que no hubiera cambiado nada, pero, por lo menos, tendríamos playa. 
 

22-2-2012
EL ARGUMENTARIO DE LOS EMBAUCADORES
Las clases dominantes necesitan unas técnicas de manipulación para abobar al pueblo y dominar esto a su antojo. Antaño, con la evidente dictadura, no eran necesarias, tenían otras metodologías más rápidas y violentas, pero ahora sí lo son, desde que nos intentaron convencer que vivimos en libertad. Son estrategias sutiles y letales, orientadas a mantener, o ampliar, las diferencias sociales, y las van incrustando, poco a poco, en la sociedad. No es fácil desentrañar su esencia maligna, pero ahí van unas reflexiones.
Ensalzar la mediocridad es su factor principal, y lo estamos viendo todos los días. Un presidente mediocre, políticos, jueces, monarca, fiscalizadores, asesores, cargos de confianza...; es el culto a la mediocridad y la decadencia; y si alguien sobresale por las virtudes de la inteligencia, la ética o la sociabilización, a ese se le mira mal, como a un bicho raro, muy peligroso. Tratarnos como si fuéramos adolescentes, o en su caso, como a discapacitados mentales, es otra de sus tretas. Algunas explicaciones públicas ante los casos de corrupción como: ”y tú más”, presentar la declaración de la renta para demostrar que no hay dinero negro de por medio o soltar una peineta como esclarecimiento ante el desfalco, son suficientes pruebas de lo que digo. Luego está el juego del despiste, que tan bien manejan. Son generadores de nuevos problemas, que les sirven para ir tapando otros de mayor envergadura y, a la vez, para demostrarnos su valía, cuando bien sabemos hasta dónde llegan sus grandiosas mediocridades.
Esperemos que esta crisis, preconcebida por ellos y disculpa perfecta para acelerar sus artimañas antisociales, nos sirva a nosotros para poder desentrañarlas, a ellas y a sus leyes mentirosas, a fin de establecer, por fin, la verdadera democracia.
 

15-2-2013
DUDA EXISTENCIAL versus CERTEZA RELIGIOSA
Dimite el santo padre de Roma. El 28 de febrero, Joseph Ratzinger volverá a ser Joseph Ratzinger. Según informan, se encuentra viejo y sin fuerzas para seguir administrando tan sagrada labor. Pero, ¿no era ya viejo cuando aceptó hacerse cargo de la jefatura de tan singular estado?
De una cosa podemos estar seguros, la próxima persona en ocupar ese puesto no será una mujer ni tampoco un joven emprendedor. Distinguirán para tal empresa a un hombre, que seguramente estaría jubilado en otra profesión –con excepción de la política–, o a punto de jubilarse. Y, además, será elegido únicamente por una elite minoritaria, esos señores de púrpura que rigen los designios del cristianismo. En definitiva, y dicho esto con manifiesto retintín, seguirán haciendo gala de la famosa democracia que han venido desplegado desde tiempos inmemoriales.
Responsables por cargar con su dogma, atiborrado de preceptos caducos, no pueden actuar de otra manera. El concepto bíblico de Eva ha degradado a la mujer, y, algunas formas de interpretar su creencia hicieron aparecer, a lo largo de la historia, monstruosidades tan desenfrenadas como la Santa Inquisición, de la que Joseph Ratzinger, antes de ser Papa, era su máximo responsable. Este tema me induce a plantear un interrogante: ¿Creó Dios al hombre o el hombre creó a Dios? A mí, que siempre me he sentido más identificado con las buenas preguntas que con las grandes respuestas, me hace feliz que nos podamos hacer esta reflexión, que hasta hace poco sólo –y digo sólo–, era una certeza. Yo me inclino por la segunda opción. Si fue la primera y en verdad Dios nos creo a nosotros, solo se me ocurre decir, visto como está el patio, que: “el buen hombre se lució”.
 

8-2-2013
AGUZAR EL INGENIO
Dicen esos ricos que ya no ganan tantos millones, que es hora de aguzar el ingenio. Ellos que pueden, que quien no tiene ni trabajo ni posibles… ya puede aguzar el ingenio, ya.
El otro día me enteré de una nueva modalidad de aguzo de ingenio, protagonizado por los vecinos del barrio de Bonanza, en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, que podía haber inspirado al propio Quevedo. Llegaba a sus costas un cargamento de hachís que unos traficantes habían transportado en una patera, cuando se vieron sorprendidos por un helicóptero de la Guardia Civil. Los traficantes, para salvar el pellejo, huyeron como perseguidos por mil diablos, abandonando la mercancía. Pero cuando el helicóptero se iba a hacer dueño de la situación, asentando en tierra su imponente estampa voladora, los vecinos comenzaron a atacar al pájaro de hierro, lanzando una andanada de piedras, palos e improperios. Y los de Bonanza tenían buena puntería. Tanto es así, que golpearon repetidamente el aparato. El piloto, acertando en su decisión, tomó otro rumbo, que aprovechó el vecindario para hacerse con el alijo.
Y es que el pueblo -o ciudadanía, como dicen ahora-, está aprendiendo a aguzar el ingenio, iluminados por nuestros muy honorables políticos. Desconozco como se repartieron el botín los de Bonanza, pero si siguieron el ejemplo de nuestros honorables, sería: “el que más pueda que más coja”. Y ahora, el dilema: ¿Cómo juzgarías tú, querido lector, a esos nuevos y eventuales narcos, que hasta hace nada eran pescadores, albañiles, profesores, médicos o asistentes sociales? Porque a mí, en este tiempo de estafas, si la picaresca echa una mano a los humildes, no me da pavor, lo que me indigna es que los grandes corruptos se vayan de rositas sin devolver lo que apañaron ilícitamente. 
 

1-2-2013
LA VOZ DEL PUEBLO
El clamor popular está tomando forma y dirección. Y Zamora se une a este clamor.
Hace una semana se constituyó aquí, en nuestra ciudad, la última del país en hacerlo, con excepción de Soria, el Frente Cívico “Somos Mayoría”. Esta plataforma, con abierto carácter asambleario, está dispuesta a plantear soluciones, protestas e ilusiones ante este lamentable momento histórico.
La asistencia a la convocatoria llenó una gran sala, lo que para algunos de los convocantes fue un rotundo éxito, aun así, algún asistente clamó que éramos pocos, pues el padecimiento y la burla que sufre la ciudadanía por la casta política es gran mayoría. Lo que sí es verdad es que había cientos de seres humanos y un manifiesto espíritu de lucha. Digo esto, porque se insistió que los asistentes acudían de forma particular, sin representar a ninguna ideología o afiliación. La que sí estaba representada era la indignación de la ciudadanía. La verdad, no había muchos jóvenes. Sobre ello escuché dos versiones, “ni están ni se les espera, pues los hemos educado nosotros”, y “ellos van por delante, abriéndonos el camino”.
Una de las primeras cuestiones que se aclararon fue que el Frente Cívico no será un partido político. Lo que aspira esta nueva asociación es a marcar una pauta diferente a la hora de hacer política, menos mediocre, más eficiente, justa y clara, no transparente, que las transparencias muestran lo que te ponen detrás.
¿Y qué se hará? Eso quedó para la próxima convocatoria, pero, de momento, se ayudará a los damnificados por los desahucios. De cualquier manera, contra qué hay que batallar, quedó muy claro, querido lector, contra todo eso de lo que te quejas todos los días, que todos nos quejamos, y que estamos cansados de repetir.
 

25-1-2013
TRASTORNO BIPOLAR
Recuerdo una pregunta que le hicieron en la radio a un amigo mío, director de teatro, para más señas, dos días antes de las últimas elecciones generales.
–¿Qué le pedirías al próximo gobierno que salga de las urnas?
La contestación fue fulminante, ilustrada y precisa:
–La dimisión –dijo sin ruborizarse. Después, ni corto ni perezoso, aclaró el porqué de su respuesta, pero si cuento eso, diríais que tengo un amigo pitoniso.
Insisto, faltaban dos días para las elecciones, y por lo tanto, para saber quiénes serían nuestros gobernantes, aunque, obviamente, todos lo sospechábamos.
Traigo esto a colación, querido lector, para mostrar la confianza que tenemos en los políticos, es decir, ninguna. Pero, el verdadero problema de esta desafección en el sistema político no son ellos –que también–, son las obscenas leyes que permiten el ultraje, desde dentro, a la verdadera democracia, que se descubre despótica, siniestra y cruel, donde los rateros siguen en sus cargos, los mentirosos con sus mentiras y los corruptos con sus corruptelas. Y esas leyes, cuyos principios sufren profundos trastornos bipolares –PP, PSOE, aunque sus polos tampoco anden muy lejos–, ¿quién las puede cambiar? Ahí está el dilema, pues son ellos mismos, qué bien se han sabido repartir el pastel, los que tienen la llave para forjar un sistema justo. O sea, que es como combatir la anorexia con una huelga de hambre indefinida, lo mismo que poner al zorro a cuidar el gallinero o igual que darle a un juez la potestad de juzgar su propio delito. 
 

18-1-2013
LA MALA EDUCACIÓN
Diferenciemos, si es posible diferenciar, educación de cultura.
Es, en la educación, donde el ser humano cimienta, entre otras cosas, sus valores, su temple, su tesón, la dignidad, la ética y el respeto. La cultura es la enseñanza que administra las pautas para comprender la vida y el mundo en el que vivimos; es la explicación, como una gran metáfora, de la realidad. Por eso cada pueblo tiene su cosmología, su propia metáfora interpretativa.
Mientras que la cultura, principalmente, se imparte en clase, y habría de actualizarse con los tiempos, siendo clara y elegante, la educación forma parte del carácter de cada uno, y se adquiere a cada paso, forjada desde el propio hogar, el colegio o la calle. Por eso, la educación puede ser buena o mala, pero la cultura, como cuna del conocimiento, nunca debería ser sesgada ni partidista. No puede estar subyugada por ningún dogma, como tampoco por ninguna ideología ni por la pasión a un equipo futbolístico.
Nos han intentado tapar esas diferencias, querido lector, hasta existe un ministerio, llamado de educación y cultura, además de deportes. ¡Ver para creer! No hay más que echar una ojeada a una sesión parlamentaria en el congreso de los diputados, para observar lo que es la mala educación. Allí se sientan, no obstante, los gestores de la cultura. La educación, obviamente, tampoco los necesita.
Desde esta perspectiva, es fácil ver el rumbo que toma la cultura en nuestro país. Se privatiza a favor de la Iglesia, aunque nos sale por un pico, y se olvida su carácter público, verdadero generador de bienes futuros. Como sigamos así, van a enseñar a nuestros hijos que la única ciencia es la alquimia, que la Gran Verdad existe y la encontramos en la biblia, que todos venimos de Adán y Eva, y que la relatividad y la evolución no tienen fundamento, que fueron inventos de unos señores feos y malvados.
 

 11-1-2013
CON ESTRELLA Y ESTRELLADOS
Truenan en mis oídos las solemnes palabras del último eslogan cacareado por los grandes círculos del poder: “Hay que arrimar el hombro. Entre todos saldremos del atolladero”. Engatusadora mentira destinada a calmar los ánimos de la gente humilde, la que ya arrimaba el hombro, la que sufre esta estafa, que otros llaman crisis. Nosotros, los humildes, somos los estrellados.
Después están los otros, los que tienen estrella. Estar en uno u otro lado, no es cuestión de suerte, ni de designios divinos ni de patrañas inocentes. Son los bandos que corresponden a la eterna guerra del rico en pos de su primacía. Una guerra en estado de tregua cuando los tiempos de bonanza son propicios y las migajas se reparten con alegría, y en acción cuando la escasez se convierte en el pan de cada día. Si no es plenamente necesario, no se sacan los tanques ni las bombas. Las batallas importantes se libran en solemnes despachos y en palacios de congresos. Las armas de los humildes son los gritos en las calles, que no acaban de estrellarse contra esos oídos sordos.
Si nosotros, querido lector, somos los estrellados, ¿quiénes son los otros, los que tienen estrella? A ellos no los conocemos personalmente, desde luego que no. A algunos los hemos visto en la tele, pero cara a cara, no, no los conocemos. Son personajes como de ficción, escondidos detrás de entes poderosos con siglas rimbombantes, que como jugando al despiste, nos presentan con el genérico de “mercados”. Pero hay más en este selecto grupo de la estrella, son todos los beneficiarios de las últimas fechorías estatales, las que implantan el pago del pobre y eximen al rico. Pertenecientes a este selecto grupo de privilegiados nos encontramos a la Casa Real, la Iglesia y la clase dominante, dícese de los dichosos políticos y de otros intocables, que se pasan por el forro toda ética y dignidad, cada uno de ellos con una recua de chupópteros a sus espaldas, capaces de deprimir no solo a un país, también a un continente, y si fuera menester, al planeta entero.
 

 4-1-2013
¡ERES UN PAYASO!
Asentada sobre unos pilares de urgencia, nuestra democracia se tambalea al recibir el soplo airado de las nuevas circunstancias. Hoy en día nos vienen las que, sin duda, deberían haber sido viejas preguntas, pero que no quisimos, o no nos atrevimos, a cuestionar. Sin ser responsables de nada, ni tú ni yo, querido lector, nos vemos amenazados por anticuadas concesiones, que en aquel momento de premura, llamado Transición, quedaron instaladas en la Magna Escritura del Poder, cobertura de trampas, privilegio de pocos y engaño de masas.
Nos hablaron de “consenso”, “igualdad”, “perdón”…, eufemismos muy bonitos que acatamos como verdades fundamentales. Pero por las artimañas del lenguaje y su uso destinado a la engañifa, esos términos encerraron el designio de nuestro porvenir; de los entonces nacidos y de los aún por nacer.
Así es el genio del lenguaje, capaz de convertir el maravilloso vocablo “payaso” y lo que representa, en la expresión peyorativa “eres un payaso”. Así se transformaron las palabras antes citadas, convirtiéndose en el lastre que ahora nos toca padecer. El consenso sólo incumbe a las ideas reaccionarias; la igualdad es únicamente para los ricos; y el perdón se le concede solamente a los déspotas, desfalcadores, corruptos y chorizos en general. Y cuando se trata de socializar algo, se sociabiliza la miseria, las deudas de los mismos ricos que ofrecieron igualdad, y las ideas reaccionarias de los discípulos de aquellos que exigieron consenso. Mientras tanto, a los humildes nos hacen culpables, y se nos niega el perdón por unas faltas que nunca cometimos.
Y desde arriba, nos siguen diciendo, a cada uno de nosotros: “eres un payaso”.
Jose Villalba Garrote
Jose Villalba Garrote